I

imaginaria. En el sentido de virtual, se aplica a ciertas líneas de la pieza: el cuello, que delimita el cuerpo de la espiga de la punta de proyectil y los ejes: morfológico, tecnológico, principal, de la lasca.

Convención (13), Febles (09), Kulemeyer (24)

imbricado. Se aplica a aquel lado retocado de la lasca que, visto de frente y perfil, tiene negativos continuos, lascados desde el borde de la pieza. Se opone a escalonado.

Austral (02)

impacto. En la acepción más compartida en este corpus, se refiere al contacto violento de dos cuerpos, cuando con uno de ellos se percute con fuerza al otro, en la operación de la percusión, tanto si se trata de martilleo como si se trata del retoque. Salvo en determinadas técnicas de percusión, es el percutor el que produce el impacto o golpea contra el otro cuerpo, para obtener un producto o su modificación. La expresión “huellas de impacto” o “marcas de impacto” alude en general a la modificación que tal contacto produce en el objeto golpeado y también en el percutor; y más específicamente, según el área del contacto, se habla de “punto de impacto” o “superficie de impacto” y, según su forma en el bulbo de percusión, de “ondas de impacto” o “rayos de impacto”. Un autor designa con las expresiones “punta de lanza de impacto” y “dardo de impacto”, aquellas armas cuya punta es roma. Interviene en la definición de bulbo, elemento móvil, eje, fuerza, golpe de buril, lasca, lito, nódulo, núcleo, ondas, punta de dardo, punta de lanza, punto, retoque, reverso, superficie, talón, talla.

Red semántica 

Armand (16), Austral (02, 03 ), Febles (09), López (06, 07, 08), Llanos (27)

implemento. Se refiere a las herramientas de trabajo o ayuda, excluyéndose de esta denominación los objetos que no tienen huellas de uso. Ver también utensilio. Interviene en la definición de herramienta, lasca.

Red semántica 

Armand (16), Jornadas (23), Orquera y Piana (12)

incidencia. Ver ángulo intencional de incidencia.

incisión. Se refiere a la hendidura realizada sobre el material que se trabaja, con la parte puntiaguda y filosa de un instrumento (en un extremo del cuchillo se produce una punta aguda para hacer incisiones; realizar incisiones, incluso en materiales duros, es la función del buril).

Bate (04), Convención (13)

inclinación. Se utiliza para hablar de: a) la separación de una parte de la pieza, respecto de un eje de ella en la cuadrícula de sectorización (la punta se aparta de su centro, que está determinado por el eje longitudinal de la pieza; las aletas se apartan del eje funcional de la pieza, etc.); b) la diferencia entre la dirección de líneas, superficies o planos, respecto de otra línea (virtual, en el caso de los bordes respecto del eje de la pieza) o entre sí, cuando los elementos planares se representan por dos líneas también virtuales, que forman un ángulo (como por ejemplo, el plano de percusión con la cara de lascado; el talón con la cara de lascado; la raedera o el raspador durante el trabajo con la superficie sobre la que trabaja). Interviene en la definición de aletas, ángulo, arista, bordes, hombros, lados, lasca, pedúnculo, talón.

Red semántica 

Aschero (01), Austral (03), Bate (04), Orquera y Piana (12)

inclinación de las aletas. La inclinación de las aletas (o aristas u hombros) se considera desde la base y en relación al eje funcional de la punta pedunculada, pudiendo ser aguda, recta, obtusa.

Bate (04)

inclinación de las aristas. Ver aletas, inclinación de las aletas.

Bate (04)

inclinación de los hombros. Ver aletas, inclinación de las aletas.

Bate (04)

inclinación del talón sobre la cara de lascado. Es el ángulo de percusión de la lasca.

Aschero (01)

inclinación del talón sobre la cara ventral. Es el ángulo que se toma sobre el plano del talón y el punto más prominente del bulbo de percusión.

Orquera y Piana (12)

inclinada/o. Con el sentido de dirección divergente de dos cosas (líneas, planos) se aplica: a) a distintos objetos cuya forma está determinada por la diferencia de dirección entre dos ejes (a la pieza, cuando su eje de simetría y su eje de percusión no coinciden; a los filos, puntas y superficies laterales, cuando se apartan del eje por el que se orienta la pieza en la cuadrícula (coinciden sus ejes); al plano del bisel o de la cuña, cuando no coincide con su plano normal; a las nervaduras de la cara dorsal, cuando no coinciden con el eje de percusión de la pieza; a las muescas que parten de la base de la punta de proyectil, cuando su dirección no coincide con la dirección de la línea perpendicular a la base). Se refiere también a la dirección en que se desplaza el percutor durante la acción de lascar, al apartarse de la vertical, produciendo determinada clase de negativos. Se asocia con filo, lasca, línea, muesca, percutor, pieza, plano, punta, simetría, superficie.

Red semántica 

Aschero (01), Austral (02), Jornadas (23), Orquera y Piana (12)

inclusiones. Se refiere a determinados defectos de las rocas (cosas que están dentro de otra), que limitan en ciertos aspectos la confección de los instrumentos.

Nami (36)

incompleta/o. Se ha empleado en relación con: a) la forma subcircular del filo, con el sentido de parcial (el filo no llega a ocupar todo el perímetro de la pieza); b) al elemento que no llega a cubrir toda la extensión sobre la que aparece: la retalla bifacial (que con el retoque cubre más de la mitad de una cara y menos de la mitad de la otra), y al lascado de la cara dorsal (cuando tiene uno o más lascados anteriores, pero está cubierta por corteza en un 10 a 80 por ciento); c) el estado de inacabamiento de la pieza, puede aplicarse al instrumento y también a la factura de la preforma (ver también inconclusa/o, que otros autores utilizan con este sentido); d) el estado de fragmentación de la pieza (en la clasificación de los estados de la pieza, la pieza fragmentada, o sea, el fragmento, es incompleta). Se asocia con artefacto, cara, forma, instrumento, lasca, lito, pieza, retalla.

Red semántica 

Aschero (01), Austral (02), Bate (04), Orquera y Piana (12)

inconclusa/o. Se habla de artefactos y puntas de proyectil inconclusos, cuando, a partir de determinadas características del objeto es posible inferir que el trabajo técnico de la pieza se paralizó en un momento dado, sin que se haya finalizado su preparación. En el caso de los artefactos, son sus dimensiones y la carencia de bordes activos los que permitirían inferir ese estado; en el caso de ciertos objetos triangulares, la carencia en ellos de retoque a presión y la ausencia de terminación del borde basal, permitirían en algunos casos inferir que se trata de una punta de proyectil cuyo grado de preparación podría estar avanzado, pero que ha sido abandonada en esos últimos pasos. El uso del término es similar al de incompleta/o, punto c. Se asocia con artefacto, punta.

Jaimes (10), Jornadas (23)

incurvación. En el sentido de curva: las incurvaciones forman la arista ondulada, o sinuosa, o irregular y la base de la punta de proyectil sin pedúnculo, cuando es sinuosa.

Orquera y Piana (12)

indeterminable/indeterminada/o. Ambos términos se usan con el mismo sentido de no determinable, en distintas clasificaciones, como una apertura hacia la imposibilidad de resolver la atribución de una observación a una categoría definida en la clasificación.

Austral (02), López (08), Mena y Ocampo (11)

índice. Se ha empleado, en general, para designar algunas relaciones dimensionales (de espesor, de longitud, etc.), con las que se pueden determinar también las formas de la pieza o sus partes; en algún caso, se utilizó con el sentido de indicio y también como grado (índice de explotación del núcleo).

Red semántica 

Armand (16), Aschero (01), Austral (02), Febles (09), García Cook (14)

índice de alargamiento. Es la relación entre el largo y el ancho de la pieza.

Austral (02)

índice de alargamiento de los negativos. Es la relación entre el largo y el ancho de los negativos de las piezas modificadas por lascados. Se consideran las dimensiones: mayor, menor, media.

Austral (02)

índice de espesor. Es el cociente entre la anchura máxima de la sección y el espesor máximo de ella. Pueden variar entre módulos muy delgados o chatos, de espesor medio o medios, y módulos gruesos.

Aschero (01)

índice de grosor. Es la relación entre el ancho y el espesor de la pieza.

Austral (02)

índice de longitud. Es el cociente entre la longitud máxima y la anchura máxima de la pieza.

Aschero (01)

índice de longitud-espesor. Es el resultado de multiplicar el largo del artefacto por 100 y de dividir el resultado por su espesor.

Armand (16)

indiferenciada/o. Se ha empleado: a) para aludir a la continuidad morfológica de dos elementos (aplicado a la aleta, que es indiferenciada cuando su línea no se diferencia de la del borde del limbo, indicando en este caso la continuidad de ambas líneas); b) para indicar que el objeto al que se aplica, no presenta rasgos que permitirían integrarlo a una descripción a partir de las categorías usuales definidas para él (por ejemplo, cuando se dice que la técnica de reducción bipolar produce una cantidad de desecho indiferenciado).

Aschero (01), Cuadernos 20 (ávalos), Jornadas (23)

indirecta/o. Se ha empleado en este corpus para calificar la percusión (o desbaste) en la técnica de talla que se realiza con la intervención de un objeto intermediario, que apoya sobre el objeto a tallar y que soporta el golpe del percutor. También se empleó aplicado al choque que se produce entre el percutor y el núcleo en esta operación, con la incidencia del objeto interpuesto. Se asocia con choque, desbaste, percusión.

Red semántica 

Armand (16), Austral (03), Bate (04), Convención (13), Febles (09), Jornadas (23), López (07, 08)

industria. (def.) a) Conjunto de artefactos de un mismo material o de una misma tecnología de fabricación, o de una misma tipología, presentes en un sitio arqueológico o en un conjunto de ellos (09); b) Conjunto de artefactos elaborados sobre un mismo material, entre los que es posible distinguir lo natural, lo accidental y lo intencional (07, 08); c) Fabricación de artefactos sobre una materia prima específica, como por ejemplo, industria de hueso, industria lítica, etc. (10).

En el límite de lo que entra a este diccionario según los criterios adoptados, “industria”, término de valor teórico relacionado con el ordenamiento de los conceptos que dan coherencia a la descripción, se ha definido en los textos de este corpus mirando al objeto en su materialidad y, por cuanto se lo ha definido explícitamente, es pertinente incluirlo. En las definiciones anteriores, al igual que en el resto del corpus, el término se emplea para designar un conjunto de artefactos de una misma materia prima (en sentido amplio: industria lítica, respecto de industria del hueso, por ejemplo; en sentido más restringido: industria de la obsidiana, del sílice, del cuarzo, etc.), pero también (como en la primera definición), que comparten una tecnología de fabricación (en sentido amplio: industria de la piedra tallada, que se diferencia de la industria de la piedra martillada, o pulida o pulimentada, por ejemplo; en sentido más restringido: industria sobre núcleo, sobre guijarros, sobre hojas, etc. o, haciendo aún más fina la diferenciación: industria microlítica, por ejemplo).

Aschero (01), Austral (03), Bate (04), Febles (09), García Cook (14), Jaimes (10), Jornadas (23), López (07, 08)

industrias de hojas. Son industrias que comprenden la preparación de las superficies de percusión.

Austral (03)

inexistente. Empleado principalmente en clasificaciones, se refiere a la ausencia de un rasgo en el objeto, como una más de sus formas posibles (pueden ser inexistentes en una pieza: el talón, los lascados anteriores, la retalla, las aletas).

Austral (03 ), Jornadas (23), Orquera y Piana (12)

inferior. El término se empleó en este corpus: a) en las expresiones “cara inferior”, “superficie inferior”, “plano inferior”, que equivalen a “cara ventral” y se refieren a aquella cara de la pieza que se coloca hacia abajo en la cuadrícula de sectorización o se apoya (es la cara de apoyo) cuando se deposita la pieza sobre una superficie para su observación (cuando es posible diferenciar los rasgos tecnológicos que la componen, esta cara es la de lascado (o de fractura); cuando ello no es posible, se considera que la cara más plana de la pieza será su cara, superficie, o plano, inferior); de manera semejante, se ha usado para calificar uno de los lascados que configuran el bisel en esa vista de la sección; b) para indicar la posición de determinados rasgos de la pieza, considerados desde el observador (el extremo inferior del nódulo apoya en el yunque, en la talla por contragolpe), desde la propia pieza (el extremo inferior de la punta de proyectil es la base del limbo o el pedúnculo o espiga; la parte inferior del artefacto es el talón) o respecto de la cuadrícula de sectorización (parte inferior de la cara, etc.). Otros usos son inespecíficos (como “menor que”, referido a los resultados de ciertas mediciones). Se asocia con cara, extremo, lascado, parte, plano, superficie.

Red semántica 

Austral (02, 03 ), Bate (04), Convención (13), Febles (09), García Cook (14), Jornadas (23), Mena y Ocampo (11)

inflexión. Se refiere al cambio de sentido de una curva (la cara ventral en su porción distal puede terminar en una inflexión hacia la cara dorsal; el borde activo puede tener inflexiones; las aletas forman inflexiones a ambos lados de la pieza).

Orquera y Piana (12)

inflexionada. Se ha aplicado a la forma de la terminación de una lasca (con inflexión). Ver inflexión.

Cuadernos 20 (ávalos)

informe. El adjetivo se aplica a la forma del núcleo cuando se extrajeron de él lascas desde distintos planos de percusión de manera irregular (la forma del núcleo es uno de los elementos que permiten reconstruir la secuencia de lascados). Las otras variantes de la forma del núcleo son: prismático, subprismático, cónico, globular y otras diversas.

García Cook (14), López (07)

inicial. Se ha empleado para indicar: a) el origen de un elemento (un bloque de materia prima que se comienza a trabajar; la primera lasca o lámina extraídas de un núcleo; el lascado anterior de la cara dorsal cuyo resto está formado por corteza; el plano de golpeo cuando a partir de él hay que tallar otro); b) el estado de un objeto (el del esbozo no completado, denominado “preforma”; el del artefacto o lito que se va a reconstituir a partir de sus fragmentos); c) una etapa en la dinámica de producción del objeto (reducción de una matriz, por donde comienza el proceso de obtención de un producto final). Se asocia con artefacto, bloque, estado, lámina, lasca, lascado, lito, nódulo, plano de golpeo, reducción.

Red semántica 

Aschero (01), Febles (09), Jaimes (10), Jornadas (23), López (07, 08, 22), Orquera y Piana (12), Ramos (25)

inmóvil. El adjetivo se relaciona con: a) la percusión con dos elementos, en la que se aplica a uno de los dos que intervienen en el proceso: al percutor, si durante el proceso permanece fijo o apoyado (“percutor durmiente”) mientras el nódulo o núcleo se desplaza hacia él, o al nódulo o núcleo, si el percutor, móvil, es el que se desplaza; b) la presión, proceso en el que se aplica al elemento fijo o compresor; c) la talla bipolar, en la que es el elemento denominado yunque (que está fijo); d) la molienda, donde se aplica a la parte representada por alguna de las clases de molino (que también permenece fijo). Ver también pasiva/o. Se asocia con compresor, elemento, papel, percutor.

Red semántica 

Carrasco G. (38), Austral (03), Bate (04)

inserción. Se refiere a la acción y efecto de introducir o adherir el pedúnculo de la punta de proyectil en el astil.

López (07, 08)

insinuado/insinuar. Se ha usado con el sentido de esbozado (que puede serlo claramente: el pedúnculo de una preforma de punta de proyectil); el verbo, con el sentido de sugerir (la presencia de las huellas de uso en un objeto) o permitir inferir (la utilización que se le dió a un objeto).

López (05, 08)

instrumental. Se ha empleado con el sentido de conjunto de instrumentos destinados a un fin determinado (por ejemplo, instrumental de labranza).

Cuadernos 20 (M.E. Albeck y M.S. Ruiz)

instrumento (lítico). (def.) a) Elemento extracorporal empleado por el hombre como complemento de su “equipo corporal” para realizar un trabajo (02); b) Artefacto con bordes activos o filos vivos que demuestre huellas de utilización claras o por sus características generales proyecte una alta probabilidad de uso (08); c) Objeto que interviene en el proceso de producción sin estar sometido a una manufactura previa (09); d) Elemento utilizado en el proceso de elaboración de artefactos (10); e) Lito empleado como intermediario (13); f) Artefacto lítico que ha sido preparado mediante retoque para cumplir una función determinada o bien que ha sido utilizado en función de sus filos naturalmente filosos (23); g) Pieza utilizada en la transformación de objetos líticos o materias diversas, comprendiendo herramientas y armas (23); h) Artefacto que ha sido utilizado, como intermediario, para producir transformaciones técnicas en una matería prima para trabajar otras cosas (23); i) Artefacto que presenta alguna clase de modificación en sus filos y/o en su superficie (retoques, formatización y/o huellas de uso), que se diferencia, según la clase de modificación que presente, en bifacial y no bifacial (29: ávalos).

El término ha sido usado en este corpus con distintos matices, por distintos autores, de tal modo que no siempre las definiciones anteriores coinciden con su empleo a lo largo de una cantidad de enunciados. Es común a la mayoría, la idea de funcionalidad, el concepto de “elemento de trabajo” que actúa sobre una variedad de materias primas, líticas o no, para transformarlas. Pero en algún caso también se ha considerado como “instrumento” a la punta de proyectil, que por lo general se considera en cambio más coherente con la idea de arma, siendo estos dos términos, “arma” e “instrumento”, cuidadosamente diferenciados por algunos autores. Otras diferencias se manifiestan, por un lado, en que hay quienes consideran necesaria la presencia de modificaciones para atribuir un objeto a la categoría de instrumento, mientras que para otros es indistinta esa presencia y, por el otro lado, en la secuencia de la cadena operatoria en la que colocan al instrumento (como aquel objeto lítico con el que se actúa sobre otro objeto lítico para modificarlo, o como el objeto lítico final de la secuencia, aquél que está destinado a trabajar sobre otras materias primas). En el aspecto descriptivo, el instrumento debe tener claras huellas de haber sido utilizado, ya sea en el circuito del trabajo lítico (un percutor, por ejemplo) en acciones como desbastar, pulir, etc., ya sea sobre otros materiales (hueso, madera, cueros, etc.) en acciones como cortar, raer, raspar, punzar, perforar, golpear, romper, hacer incisiones, pulir, etc., cumplidas por cuchillos, raederas, raspadores, punzones, perforadores, etc. La funcionalidad del instrumento se considera activa, frente al papel pasivo de objetos (a veces aludidos como “artefacto”) que han sido descartados, desechados (por ejemplo, lascas de descarte, desechos de talla, etc.), o que se usaron para obtener de ellos la base que se conformará como instrumento (como por ejemplo, núcleos), pero de los que no puede decirse que hayan sido el objetivo final de un proceso de fabricación, o que se hayan usado para realizar un trabajo sobre otros materiales. artefacto, herramienta, implemento, utensilio, útil, son términos que se suelen emplear en distintas relaciones de sinonimia o de inclusión, según los autores. Interviene en la definición de arista, arma, artefacto, astilla, azada, biface, bisel, bloque, borde, buril, canto, cepillo, cincel, corte, corteza, cuchillo, chopper, chopping-tool, derivado de núcleo, desecho, eje, esquirla, esquirlamiento, fabricación, filo, forma, fragmento, función, guijarro, herramienta, hoja, lasca, lascado, lito, mano, materia prima, matriz, melladura, microfractura, microlasca, modificación, molino, mortero, muesca, nódulo, núcleo, objeto terminado, pala, pátina, percusión, percutor, perforador, poliedro, preforma, presión, punta, punta de proyectil, punto, raedera, raspador, retalla, retocador, retoque, superficie, tecnología, uniface, uso, utensilio, yunque.

Red semántica 

Aschero (01), Austral (02), Bate (04), Convención (13), Cuadernos 20 (ávalos), Febles (09), Jaimes (10), Jornadas (23), López (05, 06, 07, 08, 21, 22), Llanos (27), Orquera y Piana (12)

instrumento activo. Son los instrumentos que sirven para transformar la materia.

López (22)

instrumento compuesto. Se refiere a aquel instrumento que tiene dos o más filos diferentes.

Aschero (01)

instrumento cortante. Son lascas o láminas con filo vivo, incluso con un ángulo del borde de hasta 60 grados.

Bate (04)

instrumento denticulado. Es lasca o lámina con una serie de muescas continuas en un borde muy sinuoso, que puede ser recto o curvo y que posiblemente sirvió para segar o desmenuzar vegetales.

Bate (04)

instrumento de superficie. Es el artefacto que presenta una o más facetas, obtenidas por talla o retalla, con rastros de utilización sobre la cara o la arista de la superficie que dicha o dichas facetas determinen, y el lito natural utilizado de tal manera. Comprende también aquellos núcleos o nucleiformes que presentan rastros de utilización en aristas o caras siempre y cuando éstos puedan separarse morfológicamente de los rastros de percusiones fallidas que son comunes en los bordes o aristas de los planos de percusión; podrían considerarse asimismo como instrumentos de superficie algunos poliedros que escapan a la definición de núcleo y los denominados “guijarros truncados”. El instrumento de superficie se define por los criterios de posición y tipo de los rastros de utilización y la presencia de las facetas de talla a la que dichos rastros se hallan ligados.

Aschero (01)

instrumento predeterminado. Es un instrumento que se destaca por sus formas simétricamente logradas y un acabado que demuestra un manejo de tecnologías complejas, que permitió llegar a la elaboración de instrumentos “tipo”, reconocibles por repetir un modelo morfofuncional producto de una secuencia tecnológica similar. Requiere de lascas de formas bien definidas, estandarizadas, de morfología preexistente en la imaginación del artesano, que se obtienen preparando el núcleo a desbastar; no pueden considerarse artefactos de rápida factura y abandono porque no son artefactos ocasionales, sino que serán utilizados reiterativamente para la función precisa para la que fueron confeccionados, lo cual indica que requieren mayor tiempo de elaboración, materia prima de buena calidad y cuidado en la obtención de la forma final. Permite inferir una reducción del material buscando formas precisas. Sus retoques son observables en los bordes, los que tienden a dar la forma adecuada, ya a los bordes, ya al dorso o a la cara. Son unifaciales o bifaciales; los primeros, pueden ser raspadores plano-convexos o cuchillos.

López (08)

instrumento sobre bloque de materia prima (o masa central). Sin instrumentos sobre cantos rodados u otra forma de materia prima no modificada, que ha pasado por una mínima transformación al ser elaborada como instrumento. Por ejemplo, son choppers, chopping tools, raspadores sobre bloque y artefactos multifuncionales.

López (06, 07, 08)

instrumento sobre lasca. Pueden considerarse como instrumentos sobre lasca, aquellos que se diferencian de acuerdo a características morfológicas y funcionales; por ejemplo, como lascas en bruto y lascas retocadas. Podrían considerarse instrumentos de corte, si teniendo borde rasante, muy oblicuo y oblicuo, muestran macroscópicamente un filo vivo.

López (06, 08)

instrumento sobre núcleo. Son los instrumentos elaborados por talla extendida o por retoque marginal, como ciertos cepillos, en cuya confección se utilizó como forma-base un núcleo que ya dejó de cumplir su función como artefacto intermediario o pasivo en el proceso de obtención de formas-base primarias.

Aschero (01)

íntegra. Se ha usado este término en una clasificación de los estados de la pieza. Es íntegra la pieza que está rota, pero cuyas partes se conservan. No equivale a entera.

Austral (02)

intemperismo. Se refiere a la acción de los procesos que descomponen las rocas cuando éstas se encuentran expuestas a distintos agentes naturales: el intemperismo las redondea y a veces forma sobre ellas la capa conocida por “pátina”.

Febles (09)

intencional. Es intencional una acción o su efecto, cuando: a) no es accidental, es decir, no está producido por una acción involuntaria, un error humano (como un accidente de talla que produce una fractura, por ejemplo) o no es uno de los efectos secundarios que se producen en la pieza al desprenderla de otra, en virtud de las propiedades de la roca de fractura concoidal; b) no es natural, es decir que no fue causado por un proceso de la naturaleza, previo a toda intervención del artesano, atribuible a los agentes atmosféricos, fluviales, etc.; c) no está producida por el uso del objeto en el cumplimiento de su funcionalidad prevista (como por ejemplo, los retoques de uso, que no son los producidos durante la conformación del objeto para adecuarlo a su función prevista). Ver también artificial. El término se ha usado también, a veces de manera redundante, para enfatizar la calidad deliberada de acciones y efectos producidos por el hombre (trabajo intencional, control intencional de la forma, acanaladura intencional, etc.). Utilizado como sustantivo, lo intencional, lo accidental y lo natural, son los diferentes aspectos de una industria. Se asocia con acanaladura, acanalamiento, acondicionamiento, alteración, ángulo, astillamiento, borde, conformación, control, entrante, fractura, lascado, modificación, muesca, preparación, producción, retoque, trabajo, transformación, troncadura.

Aschero (01), Austral (03), Bate (04), Convención (13), García Cook (14), Jornadas (23), López (05, 06, 07, 08, 22), Orquera y Piana (12), Ramos (25)

intencionalidad. Se ha empleado en el sentido de cualidad de intencional (se refiere a la de la fractura, y también de la acción o la actitud del artesano en la producción del objeto. Ver intencional.

intencionalmente. Se ha usado con el sentido de realizar algo con intención, es decir, teniendo la idea previa de realizarlo (Corominas: “acción de tender hacia”). Por ejemplo, partir o dividir un guijarro, fracturar o fragmentar, lascar, desbastar, desprender, retocar, trabajar o terminar un objeto, preparar la superficie de percusión, romper la espiga de la punta de proyectil, producir una arista, etc. Esta familia de palabras (con intencional e intencionalidad) atraviesa el estudio de los objetos líticos, en cuanto los objetos que se estudian, fueron (por definición) diseñados y producidos, o bien elegidos, para ajustarse a determinados requerimientos de funcionalidad en la tarea cotidiana de una determinada comunidad. Ver intencional, intencionalidad.

intensidad/intensa/o/intensiva/intensamente. Todos estos términos enfatizan, siguiendo su sentido habitual, el grado de energía de un agente o cualidad, con algunos matices (de carácter poco específico). Así, “intensidad” se refiere tanto al efecto de una acción (la del lascado en la pieza, la de la depresión producida en el objeto por la retalla o el retoque) como al propio trabajo; los adjetivos “intenso/a” e “intensivo” se aplican por ejemplo, al carácter (demasiado) reiterado de un proceso, tal como se infiere por su efecto en la pieza ( la explotación del plano de golpeo del núcleo); al vigor de una acción ( la presión que se ejerce sobre la hoja para partirla); al carácter superlativo de un proceso  (como la intensidad del calor al que se puede someter el núcleo al desbastarlo), o del efecto de un proceso (el pulido de un objeto, el redondeo de las aristas, la talla bifacial) o de una cualidad natural ( el color negro del pedernal).

Armand (16), Austral (03), Convención (13), Febles (09), Jornadas (23), Llanos (27), Mena y Ocampo (11), Orquera y Piana (12)

interior. De la misma manera que exterior y externa/o, los términos interior e interna/o, cuando se utilizan como adjetivo, se relacionan con la ubicación de algo, pero no necesariamente según los mismos parámetros de orientación que en el caso de aquellos otros términos. En este caso: a) respecto del proceso de reducción de la piedra: son internas las lascas que se obtienen una vez quitada la corteza del núcleo o masa original; b) respecto del propio objeto: es interna la estructura de las rocas, que está compuesta por cristales de distinta granulometría; la capa o parte de la roca que se diferencia de la corteza por la rugosidad de ésta y por su textura y color; la cara o fase de la lasca (que en cuanto opuesta a la cara externa, se alude también como lado interno, fase ventral, vientre), que corresponde al lado que se encontraba al interior del bloque original; c) respecto del borde de la pieza, la ubicación de un elemento es interior cuando está alejado del borde (el ancho máximo del retoque, por ejemplo) o extiende el borde hacia adentro de la pieza (como el borde de la muesca, que constituye una entrante). Como sustantivo, se habla del interior de: a) el bloque (aquello que está dentro) y los litos en general (que es la parte de ellos que se encuentra alejada de la pátina); b) la muesca (su parte más adentrada en la pieza). Se asocia con borde, capa, cara, estructura de las rocas, lado, parte, porción del negativo, punto. Interviene en la definición de lasca, pátina.

Red semántica 

Armand (16), Bate (04), Convención (13), Cuadernos 20 (Martínez y Aschero), Febles (09), Jornadas (23), Kulemeyer (24), López (07, 08), Orquera y Piana (12)

intermedia/o. Se empleó en relación con el concepto de intermediario en la percusión indirecta (“percutor intermedio”; “instrumento intermedio”). Otros usos menos específicos, califican de intermedios los espacios sin retocar entre sectores retocados y la región entre la parte distal y proximal de preformas, herramientas en lasca y láminas, que se considera como la parte mesial. También se alude a los pasos intermedios en la producción lítica. Se asocia con espacios, instrumento, pasos, percutor, región.

Bate (04), Febles (09), Jornadas (23), López (22)

intermediario. Se refiere a un objeto, lítico o de otro material (hueso, madera, etc.), generalmente de forma cilíndrica, que interviene en la percusión con tres elementos o percusión indirecta, también llamado a veces cincel. Su empleo permite predeterminar los resultados de la percusión, ya que durante el proceso uno de sus dos extremos apoya sobre un punto o región previstos del objeto a percutir y el otro recibe el golpe, haciendo que éste se propague al núcleo (es decir, al otro objeto) de una manera más controlada. Algunos otros usos del término: a) como equivalente de “artefacto pasivo” (el núcleo); b) como nombre del percutor cuando se emplea por presión (en otros autores, “presionador” o “retocador”); c) para aludir a aquellos objetos que no se utilizan directamente con la mano, sino mediando un enmangue o mango; d) se refiere al objeto en el que se enmanga la punta de proyectil; ver astil. Interviene en la definición de cincel, desbaste, fuerza, hoja, instrumento, nódulo, núcleo, percusión, percutor, plataforma, punto, talón, talla, yunque.

Red semántica 

Armand (16), Aschero (01), Austral (03), Convención (13), Jornadas (23)

interna/o. Ver interior.

interponerse (estar interpuesto). Usado en el sentido de intercalarse o estar algo intercalado entre dos elementos: morfológicamente, como por ejemplo un espacio entre dos extensiones de retoque de una pieza; en un proceso, como por ejemplo una clase de percusión, en la que el cincel es golpeado estando apoyado sobre otro objeto, para actuar sobre éste indirectamente.

Austral (02), Bate (04), Jornadas (23), Orquera y Piana (12)

interrupción/interrumpir. Se usó en el corpus con el sentido de cortarse la continuidad de un elemento: el retoque y los esquirlamientos cuando son discontinuos. El verbo se utilizó con el sentido de cortar un elemento la continuidad de otro: los negativos pueden interrumpir el desarrollo de la arista, la aleta puede interrumpir la continuidad de la línea lateral del limbo, o con el sentido de detener la ejecución de un proceso: la fabricación de la punta, hecho inferible a partir de una preforma.

Austral (02), López (07, 08), Orquera y Piana (12)

intersecar(se). En el sentido de cruzarse dos líneas o planos: las cuerdas o planos secantes de filos, puntas o superficies, con el eje morfológico de la pieza o las cuerdas de los filos entre sí; en el sentido de cruzarse dos elementos sobre un plano: los retoques que parten de dos caras, cuando el ángulo del bisel es llano. Ver intersección.

intersección. Se ha utilizado en este corpus para hablar del encuentro de elementos que se cortan, siguiendo en principio, pero con diferente especificidad en algunos casos, el concepto geométrico del término (en geometría se considera: el encuentro de dos líneas en un punto, el de dos superficies en una línea, el de dos sólidos en una superficie). Su aplicación específica a los aspectos morfológicos principales en la representación del objeto lítico hace pertinente su inclusión en esta parte del diccionario. Una síntesis de los encuentros de los elementos de que habla el corpus es la siguiente, sin diferenciar las distintas normas visuales implicadas (el frente de la pieza, su sección transversal o su arista): a) la intersección de dos líneas forma el ápice de la punta de proyectil o su base acuminada; b) la intersección de dos superficies: las de las dos caras, o planos de la lasca, forman un bisel o también, el borde (que puede estar constituido por desprendimientos, lascados o negativos en secuencia y este borde o filo puede tener forma de muesca o escotadura, de tal modo que en el cruce de sus dos concavidades se forma una punta o acuminación); las de los negativos o astillamientos en el contacto de unos con otros en la secuencia, y de manera semejante, las de los negativos de lascado sobre la cara dorsal, el talón o la superficie del núcleo, formando, en el primer caso, nervaduras, crestas o aristas sobre esa cara de la lasca, y en los otros dos, la forma diédrica del talón o el núcleo; las del bulbo de percusión y la plataforma de percusión, para formar un ángulo; c) la intersección de un plano y un filo forma un ápice. Interviene en la definición de ángulo, ápice, astillamiento, base, bisel, borde, cara, cresta, cuña, filo, guijarro, lasca, lascados, limbo, línea, lito, nervadura, punta, punto, superficie, talón.

Red semántica 

Armand (16), Aschero (01), Austral (02), Bate (04), Febles (09), Jornadas (23), Kulemeyer (24), López (05, 07, 08), Mena y Ocampo (11), Orquera y Piana (12)

intersección de las caras. La intersección de las caras es el bisel o la cuña, en caso de lascas con negativos continuos en parte o totalidad de uno o más bordes.

Austral (02)

intervalos. Con el sentido de mediando porciones de espacio, se ha usado en una clasificación del retoque, en la expresión “retoque dispuesto a intervalos” y también en relación con la forma de alternancia de las melladuras de utilización.

Aschero (01), Febles (09)

invadir. Se refiere a la tendencia de los retoques a ocupar un espacio mayor o casi todo el espacio, en una de las caras del chopper.

Llanos (27)

invasor. El adjetivo se aplica al retoque; ver invadir.

Febles (09)

inversa/o. Se utiliza para indicar que el rasgo se encuentra en la cara ventral de la pieza o se origina en ella, afectándola (pueden ser inversos: la forma de los lascados y microlascados, el chopper que ha sido astillado desde la cara de fractura, el retoque, la reactivación que puede inferirse en una lasca producida por este procedimiento). Se asocia con chopper, forma, lascados, microlascados, reactivación, retoque.

Aschero (01), Bate (04), Convención (13), Febles (09)

irregular. Es usado con el sentido habitual de no regular, donde regular sería aquello homogéneo, sin cambios bruscos. Un rasgo morfológico que no puede mantenerse ajustado a una de las formas que se definen para serle aplicadas en toda su extensión, sería irregular. En otros casos, no es tan evidente, o los autores no dan variantes. Otro recurso es el sentido geométrico, por el cual es irregular un cuerpo poliédrico de caras desiguales (por ejemplo, la forma de la piedra, de un nódulo, etc., cuyas facetas sean variables). La negación de homogeneidad puede referirse: al tamaño u otras dimensiones de los elementos (el tamaño variable de las muescas o dentículos de un filo o borde, los resaltes desparejos de una arista, los lascados variables, etc.), a la saliencia de un elemento respecto de los restantes (la presencia de entrantes o salientes en bordes normales, las muescas o dentículos marcados, en bordes dentados, los escalones en el perfil de un filo, etc.), a cambios de dirección de los elementos de una serie (las de los lascados, por ejemplo), a la longitud, forma y profundidad de los elementos de una serie (del astillamiento, por ejemplo). Se consideran irregulares, en general, los bordes o filos sinuosos, los rastros de utilización, las piezas no formatizadas o aquellas cuya forma no es definida y, asimismo, puede ser irregular un procedimiento de obtención, que produce resultados irregulares (el núcleo que no se desbasta en forma regular, el retoque cuando no es a presión, etc.). Se asocia con arista, astillamiento, borde, cara, concreción, dirección, disco, filo, forma, fragmento, incurvación, instrumento, lado, lasca, lascados, línea, litos, microlascados, nódulo, núcleo, pieza, procedimiento, retoque, sección, superficie.

Red semántica

Armand (16), Aschero (01), Austral (02, 03), Bate (04), Convención (13), Febles (09), García Cook (14), Jornadas (23), Kulemeyer (24), López (06, 07, 08), Orquera y Piana (12)

irregularidad. El sustantivo se refiere a la cualidad de irregular, de distintos elementos (de las caras, el trazado de la arista, la forma de la lasca, los retoques de utilización, la forma del borde), siguiendo las acepciones desarrolladas en irregular. También se ha utilizado respecto de la estructura de la materia prima cuando incide en la clase del retoque, y de la misma manera indicial, respecto del perímetro de piezas fracturadas por calentamiento. Interviene en la definición de arista, bulbo, lasca, negativo, retoque, superficie.

Aschero (01), Austral (02), Febles (09), López (05), Orquera y Piana (12)

isósceles. En el sentido geométrico de forma triangular alargada: forma de las piezas, en general; y forma de las puntas (de proyectil y levalloisiense) o de su limbo.

Aschero (01), Austral (02), Febles (09)

izquierda/o. El adjetivo se emplea: a) para indicar la ubicación de una parte o rasgo de la pieza (relativa a la cuadrícula de sectorización, en la que se la debe orientar según los criterios de cada caso) en los sectores 1, 3, y 5 de la cuadrícula, que corresponden al lado que así se considerará izquierdo (se aplica a bordes laterales y lados, y también al proceso y su resultado, de la fragmentación de una pieza, cuando ese efecto de la pieza se puede ubicar en tales sectores; a la ubicación de esquirlamientos y retoques que se encuentran sobre un borde izquierdo o en la parte izquierda de un borde distal o basal, y la base del talón cuando se encuentra desplazada hacia esa dirección); b) para indicar la ubicación del borde lateral de una pieza en relación con el observador, quien sostiene la pieza con la cara dorsal de frente y el talón hacia abajo; se considera que el borde izquierdo del objeto corresponde al lado izquierdo del observador. Como sustantivo, se refiere a la dirección, considerando la pieza orientada, hacia la que puede estar desplazada la base del talón. Interviene en la definición de base. Se asocia con borde, esquirlamientos, fragmentación, lado, parte, retoque.

Red semántica

Aschero (01), Austral (02), Bate (04), Febles (09), García Cook (14), Mena y Ocampo (11), Orquera y Piana (12)

 

Volver al inicio